Cómo decorar y organizar tu escritorio: 11 secretos para hacerlo bonito y funcional

Me ha pasado: a veces veo fotos de escritorios y espacios de trabajo bellos en internet y digo: ¡me encantaría tener algo así!, ¿pero por dónde empezar?

Creo que como cualquier reto que parece complejo, el primer paso es dividirlo en partes más pequeñas para que se te haga más llevadero y sencillo. Es por eso que en este blogpost, te traemos 11 secretos/pasos/tips que te ayudarán a tener un espacio de trabajo que disfrutes, sea lindo y sobretodo funcional.

Ojo, no olvides leer hasta el final que tenemos un compilado de las marcas que verás en las fotos y una sorpresita para la #DulceFamilia también. Ahora sí, ¿comenzamos?

1. Hágase la luz

Si es que trabajas solo durante el día, la mayoría de veces con estar cerca a una ventana amplia, es suficiente. Si trabajas con computadora, lo ideal es que esta fuente de luz natural no esté detrás tuyo para que no genere reflejos molestos.

Lámpara de Sodimac de hace un par de años

Para los que trabajamos durante la tarde/noche o no contamos con una luz natural tan buena, es mejor contar con luz artificial complementaria de cabezal orientable. He leído opiniones opuestas sobre el color del foco porque generalmente se recomienda tono frío (blanca como la de la cocina) para estudiar/trabajar pero también he visto y que si se hace específicamente durante la noche, es mejor la luz neutra (también llamada rosada) o hasta cálida (amarilla) porque la luz fría podría mantener tu cerebro en modo «día» y no le permitiría dormir bien luego. Yo tengo una neutra y me gusta mucho.

Por su forma, la lámpara funcionará también como un elemento importante de decoración así que escoge una linda pero funcional.

Tip: si eres diestra, procura que la luz (sea natural o artificial) venga desde la izquierda y lo contrario si eres zurda; esto para no generar sombras molestas mientras escribes, dibujas, etc.

2. La superficie donde trabajas

La base de la mayoría de tus actividades. Puede ser un escritorio creado especialmente para estudio/oficina, una mesa o simplemente, como en nuestro caso, un tablero apoyado sobre dos soportes. En nuestro caso es así porque nos mudaríamos eventualmente y no queríamos invertir mucho en un escritorio a medida que luego no entre en la siguiente ubicación.

Sin embargo, sea el modelo que sea, es importante tener en cuenta que la altura promedio del tablero sea de 75cm desde el suelo para que sea cómodo. Obvio, si realizas otro tipo de actividades diferentes al estudio, o en computadora, esto podría variar.

3. Una silla perfecta

A veces este elementos pasa desapercibido pero es súper importante. Debo confesar que yo misma no le daba mucha bola jeje. Busca una que vaya lindo con tu decoración pero a la vez que tenga materiales y estructura especial para ser silla de trabajo.

Silla de Playwood (las compramos hace algunos años, no la tienen en stock ahora pero tienen otras lindas)

En nuestro caso, queríamos que tenga rueditas abajo para movernos fácilmente y que el respaldar sea suave e ligeramente reclinable. Así mismo, se recomienda que pueda tener altura regulable para que tus pies puedan estar firmemente sobre el suelo. En caso no tenga, también puedes usar un reposapies. Estéticamente, verás muchas lindas en el mercado, pero no te dejas llevar solo por la estética porque pasarás muchas horas sobre ella.

4. En el fondo

Este también es uno que solemos olvidar. El fondo o pared que tenga tu espacio de trabajo puede afectar mucho en tu decoración y funcionalidad. Hay muchas formas de situar tu escritorio cerca a una pared:

  • Pared – escritorio – silla: estarás mirando siempre la pared (útil para no distrarte) o ventana (ideal si tienes una buena vista), también sirve para visualizar siempre cosas que coloques en ella.
  • Pared – silla – escritorio: te da más libertad de ubicar los muebles en el espacio. Durante videollamadas, no tendrás que ordenar todo el ambiente, con un cuadro o algo bonito que cuelgue estará todo en orden.
  • Lado corto del escritorio contra una pared: no es tan usual pero podría funcionar en espacios de trabajo compartidos o para cambiar la distribución temporalmente y sentir que es un espacio nuevo.

Si tienes la posibilidad de cambiar el color o textura del fondo, podría ayudar a darle rápidamente una personalidad definida a tu deco. No tiene que ser toda la pared, podrías pintar un arco o rectángulo en un color llamativo para que resalte algún mueble, estante o pieza importante. También es una buena idea colgar cuadros o imágenes de inspiración con washitape directamente sobre la pared.

5. Organizadores, pizarras, accesorios

Son básicos para brindarle la personalidad a tu espacio. Pueden variar mucho dependiendo del tipo de trabajo que haces y tus gustos pero nunca está de más un portalapiceros, una bandeja para papeles y algo para organizar tus libros/revistas.

Bandeja de terrazzo de Holy Home

Me gusta mucho que combinen entre sí; puedes elegir un color similar entre todos para que tengan armonía. Mantén un ojo abierto para adaptar cosas que generalmente se usan para otras zonas de la casa, podrías sorprenderte de la versatilidad de pomos de vidrio, containers, floreros o hasta envases que puedes pimpear con un fácil DIY.

Organizadores de acero en color rosegold de Rapant Studio.

Tip: Usa pizarras de vidrio, de corcho, metálicas, para tiza o acrílicos. Otra opción son estantes adicionales para colocar decoración y liberar la superficie del escritorio.

6. El toque orgánico

Las plantas te ayudarán a romper con la rigidez de la mayoría de elementos lineales de tu área de trabajo, aparte que brindarán una energía especial.

Pampas grass de Evelinlaz

Si eres una plant lady, tu espacio se verá hermoso lleno de plantas en macetas grandes sobre el piso, macetitas sobre el escritorio/estantes o colgantes desde el techo. En cambio, si ni los cactus te duran, puedes optar por flores naturales, que durarán poco pero te alegrarán con sus colores, o flores secas que requieren casi cero mantenimiento, salvo una limpiada de polvo cada cierto tiempo.

7. Limpieza time

Si ya tienes mapeados los elementos básicos para tu zona de trabajo ideal, ahora es un buen momento para hacer una limpieza a fondo de tu espacio actual. Ponte «Marie Kondo style» y deshazte de todo aquello que ya no uses y te quite espacio. Documentos que puedas escanear y digitalizar, útiles que ya no funcionen o que puedas donar a alguien que los necesite más, desperdicios que siempre se acumulan en los cajones; es hora de hacer una gran pila de «regalar», otra de «botar» y mantener la de «conservar».

Ten presente que es muy probable que vayas trayendo más cosas a tu escritorio eventualmente, así que con mientras menos te quedes, mejor. Un espacio limpio y no tan recargado visualmente, ayudará a tener una mente despejada para concentrarte solo en lo esencial y ser más productiva.

8. Por frecuencia y uso

Cuando comiences a disponer tus cosas en tu espacio de trabajo, es muy importante que lo hagas siendo consciente de cómo las vas a utilizar en el día a día, más que por dónde se vean más «bonitas». ¿Eres de escribir con muchos colores y útiles? Entonces ten un portalapiceros frente a ti o el cajón más cercano con solamente tu selección frecuente. Lo mismo con tu agenda, planificador o documentos importantes.

Recuerda que solo pararte para buscar algo 2 metros alejada de la silla donde trabajas puede generarte distracciones innecesarias. Es algo que parece insignificante, pero cada segundo cuenta 🙂

9. Zona rígida

¿No te pasa a veces que quieres empezar a escribir en tu agenda y no tienes espacio para hacerlo en tu propio escritorio? Establece una zona rígida, es decir un área frente a donde estés sentada donde no habrá teclado, mouse, papelería ni útiles a menos que no estés activamente trabajando con ellos. Por ejemplo, coloca el teclado y mouse debajo de tu soporte de laptop/monitor y tus cuadernos más usados en una canasta linda o cajón a la mano.

Así mismo, dispon que cada cosa tenga su lugar y házte el hábito de ponerla de vuelta en su sitio una vez hayas terminado de usarla. Esto te ayudará a no apilar montañas de cosas «para ordenar después» o la clásica: pensar que perdiste algo cuando en realidad, está solo en otro lugar inusual.

Tip: cuando acabes de trabajar por el día, ordena todo para que al dia siguiente puedas empezar despejada y libre de caos.

10. Cuida esa postura

Aquí un tip auspiciado por la #DulceFamilia: es primordial una postura adecuada a la hora de trabajar. Pasamos muchas horas sentadas y a veces olvidamos que la posición de nuestro cuerpo también puede afectar nuestro desempeño.

Asegúrate que tu monitor (sea independiente o parte de tu laptop), esté a la altura de tus ojos al sentarte. Así mismo, tus brazos deberían formar un ángulo de 90° con tu cuerpo. Yo cometía el error de escribir con el teclado de mi laptop elevada por un soporte especial, que si bien ayudaba a mi cuello, no lo hacía tanto con mis muñecas. Por eso me recomendaron adquirir un teclado aparte y conseguí una bellecita en tono rosa. Pasa lo mismo con el mouse.

Tip: ten los pies siempre apoyados sobre el piso. Si eres muy bajita o sientes que necesitas más soporte, usa un reposapies debajo del escritorio. Verás cómo naturalmente tu espalda se apoyará sobre la silla y tendrás una postura más cómoda.

11. Buscando tu estilo

Este punto tal vez debía estar más arriba pero quise dejarlo para el final porque es posible que a veces nos dejemos influenciar por tendecias al de navegar por Pinterest y nos perdamos entre tanta belleza. Por eso, ahora que ya tienes todos los otros 10 puntos claros, es hora de volar y comenzar a buscar inspiración. Haz tableros con tus imágenes favoritas y luego analiza qué es lo que te gusta de cada una para implementarlo en tu espacio (colores usados, elementos existentes, orden de las cosas, combinación de materiales, etc).

No olvides ponerle el toque final y hacerlo muy tú. Nunca están de más algunas fotos, postales, art prints o frases que preferidas. También puedes apelar a otros sentidos poniendo velas lindas y/o aromas ricos con incienso o difusores.

Disfruté mucho escribiendo este post, ¡espero te haya sido de utilidad! Cuéntame en los comentarios qué secreto te pareció más chevere y pondrás en práctica muuuy pronto 🙂

Ahora aquí te dejo una lista con las marcas que uso en mi escritorio y más abajo unos descuentos solo para la #DulceFamilia.

Datos

Descuentos

  • Dulce Compañía: 10% en toda la colección de papelería Silvestra con el código SILVESTRABLOG en nuestra web dulcecompaniaperu.com hasta el 31/03/21.
  • Playwood: 8% dscto. con el código DULCECUPON01 en toda la web www.playwood.pe hasta el 31/03/21. Límite de 1 cupón por persona.
  • Rapant Studio: 15% dscto. en organizadores de acero mencionando el código DANIDC15 hasta el 31/03/21.
  • Holy Home: 15% dscto. mencionando que vienes de Dulce Compañía hasta el 31/03/21. Límite de 1 cupón por persona.
  • Evelinlaz: 10% dscto. en flores secas mencionando el código DC2021 hasta el 31/03/21.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comenzar a chatear
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si necesitas ayuda, haz clic para comenzar a chatear por WhatsApp, estamos disponibles Lun-Dom 10am-8pm.