fbpx

El vaciado de mente

¡Hola! Soy Meli de nuevo con el segundo post de consejos de organización. Hoy te quiero preguntar algo puntual: ¿Alguna vez te ha pasado que te acuestas en tu cama lista para dormir pero tu cerebro no deja de funcionar y las ideas no dejan de pasar por tu cabeza? Inclusive te cuestionas si es mejor levantarte y empezar a trabajar, leer un libro o hacer algo para calmar tu mente. Si haz pasado por esta situación, entonces este post es para ti.

Debo confesar que esa situación era constante en mi vida, sobretodo después de una noche de trabajo intenso, cuando no tenia un período de desconexión previo a la hora de dormir.

A pesar de estar cansada física o mentalmente, mi cerebro seguía trabajando.

¿A qué me refiero con esto? A que trabajaba hasta no poder más y directo a la cama, o veía Netflix hasta altas horas de la noche y cuando decidía parar, solo me acomodaba en la cama y listo. Lo que solía pasar era que, a pesar de estar cansada física o mentalmente, mi cerebro seguía trabajando, generando nuevas ideas o reflexionando acerca de la serie que estaba viendo minutos antes.

La verdad, no sé si esto que te confieso sea muy normal, ya que trabajar hasta tarde o ver televisión en la cama antes de dormir son actividades del día a día de muchas personas, y no he escuchado que las personas se quejen de no poder dormir después… ¿tú haz pasado por eso? Cuéntame en los comentarios 😀

Sabía que tenia que hacer algo, no podía seguir con ese ritmo porque afectaba mi productividad al día siguiente. Para resolver esta situación, en su momento fui bastante estricta, eliminé el netflix y empecé a leer. Pero unos años después, desarrollé algunos hábitos nocturnos para tener una noche tranquila y despertar más feliz y uno de estos hábitos es el VACIADO DE MENTE.

¿Cómo conocí este concepto?

Básicamente fue cuando descubrí el Bullet Journal, y estoy segura que tú sabes qué es eso, así que no daré mas explicaciones. Estaba navegando en Instagram viendo todo lo que podía hacer con este método y encontré unas plantillas que en ingles las llaman Mindfullness, básicamente son listas en donde escribes todo lo que pasa por tu mente, sin ningún orden en especifico. No tiene mucha ciencia, lo sé, pero créeme que una vez la pruebes, no querrás dejar de hacerlo.

Cuando decidí hacerlo en mi BUJO, no quería usar el nombre en ingles así que lo bauticé como el Vaciado de mente. Mi primer vaciado fue bastante largo, escribí muchas cosas y me di cuenta que realmente necesitaba escribir todo lo que pasaba por mi cabeza, ¡y no sabes la sensación de tranquilidad que tuve después! Pero bueno, ya la estoy haciendo bastante larga con mi experiencia, así que vamos a lo que te interesa:

¿Cómo puedes empezar a aplicarlo tú en tu vida?

Como ya dije, es una lista de pendientes, aspiraciones, metas, dudas, pensamientos, etc, mezclados sin un orden en especifico, así que no tienes que esforzarte mucho para hacerlo. Sólo toma tu agenda, bujo, cuaderno, o libreta, siéntate en algún lugar donde estés cómoda y empieza a fluir.

Luego de eso, obviamente tendrás una gran lista. La idea es que la leas y reflexiones sobre tus pensamientos. Si quieres, puedes ir ordenándola por categorías (pero después de que escribas todo). Por ejemplo: tareas de casa, tareas del trabajo, ideas de proyectos, etc. y luego derivar estos pensamientos a tu lista de metas (del día, de la semana, del mes y del año), y así cada pensamiento estará derivado a la categoría que le corresponde.

¿Cada cuando deberías hacer un vaciado de mente?

Eso va a depender de qué tantos pensamientos tengas, y cómo te vayas sintiendo en relación a ellos. Por ejemplo, yo suelo hacer uno general cada mes o cada dos meses; pero antes de hacer un nuevo, me aseguro de haber ordenado el anterior o de haber cumplido todo lo que había escrito como pendiente. Suele pasar que algunos pendientes quedan sin cumplir, entonces los traslado a mi nueva lista. Sólo asegúrate de no arrastrar esos pendientes durante muchos meses y cuestiónate por qué no los estas cumpliendo.

También puedes hacer vaciados de mente más frecuentes; por ejemplo, antes de dormir. Este último es un ejercicio buenísimo, sobretodo porque dejas todo lo que esta pasando por tu cabeza en un papel y así duermes más tranquila (100% comprobado). A la mañana siguiente puedes revisar todo lo que escribiste y pensar qué harás con cada una de las ideas.

Creo que es importante terminar este post recalcando la importancia de vaciar tu mente, porque si las ideas o pensamientos se quedan divagando por algún lugar de tu cerebro, es muy probable que sólo se queden ahí y no tomes acción; pero sobretodo, no habrá más espacio para nuevas ideas y creo que eso es lo que todas queremos evitar.

¿Te animas a hacerlo? ¡Cuéntame! 😉

Nos vemos por el próximo post, por Instagram o por mi canal de Youtube.

 

4 comentarios de “El vaciado de mente

  1. Mariella Melo-Vega Angeles dice:

    Meli! Me leíste la mente! Justo lo que me está pasando. Inconscientemente estaba practicando este vaciado de mente a veces, cuando antes de dormir escribía en mi To-Do-List los pendientes y, tienes razón, después de eso podía dormir! Recién me doy cuenta de que está relacionado y tiene lógica. Muchas gracias! Empezaré a aplicarlo -a conciencia-

    • Melissa Navarro dice:

      Mariella!!! Así es! Es muy probable que muchas ya lo estén haciendo, pero cuando empiezas a hacerlo a conciencia, como dices tu, los resultados y la sensación de liberación se multiplica! ? gracias por comentar ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *